LLEGAN A UN ACUERDO PEÑASQUITO Y EJIDO DE CEDROS

El Gobernador Alejandro Tello reconoció al ejido de Cedros, en Mazapil, y a la empresa minera Newmont Peñasquito por lograr un acuerdo que permitirá el desarrollo responsable de ambas partes sin provocar daños a la vida cotidiana de esta región del semidesierto.

Al encabezar el evento como testigos de honor, la Secretaria federal de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, destacó la importante mediación del Gobernador Alejandro Tello, luego de sostenerse más de 60 mesas de trabajo para lograr este acuerdo final.

Tras iniciar el mandatario una serie de gestiones para que Newmont y ejidatarios de Cedros diriman sus conflictos por la vía del diálogo, las partes se reunieron de manera virtual, con el propósito de convenir el fin del conflicto, a través de la resolución de cuatro puntos.

Los puntos acordados para la resolución del conflicto son, en primer lugar, reparar el daño hídrico ocasionado al manantial El Socavón, ya que éste dejó de proveer de agua potable a la región de Cedros, derivado de la actividad minera, explicaron las y los afectados.

También, Newmont emprenderá obras que promuevan la activación física, tales como una serie de canchas de béisbol, de fútbol siete, la  construcción de una plaza cívica para la comunidad de Nuevo Peñasco, además de la reparación de la alberca de cedros y el desarrollo de un área social en este mismo punto.

Asimismo, se revisarán los convenios de ocupación temporal de la mina en Cedros, donde existen 8 mil 050 hectáreas en fase de exploración y 1 mil 900 en explotación; finalmente, este nuevo acuerdo concluye la disputa legal, agraria y civil entre ambas partes.

Para todo lo anterior, Cedros acordó destinar, delimitar, asignar e inclusive desincorporar del régimen ejidal las superficies necesarias para la puesta en marcha de dichas obras.

Tras evaluar la dimensión del problema, Alejandro Tello reconoció que los retos consistían en atender la escasez de agua en el acuífero de Cedros, el resarcimiento de los posibles daños ambientales, además de promover el desarrollo social en esta región.

«Desde que tuvimos los primeros reportes de las diferencias entre los ejidatarios y la minera Peñasquito, en marzo del año pasado, mi Gobierno ha tenido una actitud de respeto hacia ambas partes y la voluntad de fungir como mediador para resolver esta situación», explicó el mandatario.

En representación de la minera, asistieron al acuerdo Brian Berney, Peter Hughes, Nelson Núñez, Abel Martínez y Juan Reynaud; del lado del ejido, acudieron Rigoberto López Martínez, Gustavo Ramos Hernández, Alejandro Morquecho Herrera y Benito Herrera Anguiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *